Canizales

Author-illustrator specialized in children's books with books published in Spanish, English, Italian, French, Polish, Chinese, Portuguese, Greek, Euskera and Korean by publishers such as Penguin Random House, Scholastic, National Geographic, Templar, Apila, Nube 8, Santillana, Varoom, Tatarak, Telos, among others.

Canizales, author and illustrator

Prizes

Winner in recent years of international awards such as:

2019 Shortlisted Cuatrogatos prize

2018 Honorary Mention Ciudad de Palma Comic Awards

2018 Cuatrogatos prize

 2017 V Social Graphic novel Divina Pastora Award

2016 Apila Primera Impresion Award 

2016 Boolino Award



Contact

Please enter the code:

Note: Please fill out the fields marked with an asterisk.


Premio 2019

Finalistas

Destacamos un conjunto de obras que resultaron finalistas en el proceso de selección de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2019.

Estos títulos fueron muy valorados por su calidad literaria, plástica y editorial durante las deliberaciones del jurado. Los finalistas son libros con grandes méritos, de lectura muy recomendada.

El mejor libro del mundo
Canizales
Alagón, Zaragoza: Apila Ediciones, 2017
Libro álbum
Para los que empiezan a leer solos

ISBN: 978-84-17028-04-6


Spanish illustrator makes debut at Shanghai book fair

Spanish-based illustrator Canizales was new to the children’s book fair in Shanghai, and the Chinese kids and parents behind the huge market. He was invited by his Chinese publisher to take part in a book signing.

The Shenzhen-based publisher discovered his fun picture books, full of magic cut-outs that turn into different shapes on the next page, and published six of them in English, with another 20 planned.

Shanghai Daily talked with the first-comer about his magic books, Chinese kids and his next drawings.

Wang Rongjiang

Canizales shows Chinese kids how to play with his books, which are packed with cut-outs that turn into different shapes and subjects on the following page.

 

SD: How many books have your Chinese publishers bought rights from you for?

Canizales: They saw a poster of one of my books last year at Bologna, and bought six, already published, which is what I’m presenting to the Chinese children today. So I brought more books here to this fair trying to sell the rights here, and we closed a deal just now, for another 20 books, from two series.

SD: Seems like your style is quite in demand here!

Canizales: I think so. I made this new collection of books that can be pieced together as puzzles. It seems fun books like such, and especially in collections, are quite popular in this market.

Originally I was trying to sell them as one book, but they don’t want one book, they want a collection!

Now I don’t do single books anymore, and I’m doing collections.

SD: Is it different in Europe?

Canizales: Collections of books are also sold, but not such big collections of ten books like they sell here.

SD: How has the trade fair been so far? How is it different from Bologna?

Canizales: It’s quite different. There is no public area in Bologna, it’s more like a trade fair, a children’s fair without children. Here, there are professional sections and public activities.

Also, I hope to see even more Chinese publishers here so that I can talk to them about selling rights of my books, because I can meet all the European publishers in Bologna.

SD: What are some of the books you brought here that haven’t been published in China?

Canizales: This one is called “Pretty,” about how a witch comes across various animals telling her that she’s not pretty enough and needs to change different parts of her face and body.

This is a topic not covered in many children’s books, but one that I’m very concerned about.

I’m originally from Colombia, and I get worried whenever I go back seeing all the plastic surgery results on the streets.

I’m concerned that children in the future might think plastic surgery is normal, like going to the dentist.


Canizales, el autor de los ‘cuentos sin hadas’ para pequeños lectores

 | Palma | 

Canizales escribe e ilustra versiones particulares de cuentos, pero también crea desde cero grandes historias.

Canizales escribe e ilustra versiones particulares de cuentos, pero también crea desde cero grandes historias.

19-02-2019 | Pilar Pellicer

La migración, el consumismo, el ecologismo, el acoso escular, la identidad o la cirugía estética son algunos de los temas que trata el autor e ilustrador Canizales –de origen colombiano, aunque residente en Palma desde que, en 1999 obtuvo una beca para estudiar el Máster de Animación de la Universitat de les Illes Balears. Ahora, Canizales publica con el sello local Disset Edició su particular versión de la tradicional historia, Les 7 cames de la Jaia Corema. La presentación será este jueves, a las 17.30 horas, en el Centre Flassaders de Palma (Ferreria, 10), con un cuentacuentos a cargo del propio autor. Por otra parte, este viernes recalará en la librería Liberespacio de Madrid para presentar su también nuevo libro, Hermanastra (Carambuco Ediciones) y, el sábado, en Alcorcón, con un taller cuentacuentos basado en otro volumen, Grande(Apila Ediciones).

«Trato temas que considero relevantes y para nada triviales. Por ejemplo, Guapa [su proyecto de mayor éxito, que ya va por su cuarta edición, ganador del Premio Apila Primera Impresión 2016, al mejor proyecto de autor novel y del Premio Fundación Cuatrogatos 2018] habla de la presión que existe para que transformemos nuestra imagen y nos ajustemos a los ideales estéticos», advierte.

«Guapa surgió de mis continuas visitas a Cali, mi ciudad natal de Colombia, país que es uno de los principales destinos de cirugía estética. Me preocupaba que las generaciones futuras crecieran pensando que es algo normal, como hacerse la ortodoncia. Por ello, intenté transmitir otros valores, como que primero tienes que valorarte como eres y que hay gente que te quiere precisamente por ello. Es un tema que apenas se trata en los álbumes infantiles», insiste. Además, la narradora Olga Golvano se ha interesado por hacer una canción de Guapa y también las compañías de Tropos, Teatro de Títeres y La Tirita de Teatro por adquirir los derechos de la historia para crear un espectáculo.

Mientras tanto, Canizales se encuentra trabajando en un libro sobre el género, «que se puede empezar a leer desde el personaje masculino al femenino», avanza. «El objetivo es mostrar que hay muchas identidadesposibles dentro del espectro de género, que no solamente hay dos», apunta.

Por otra parte, también está inmerso en una nueva colección, que se titulará Cuentos sin hadas, «en la que tomo los cuentos clásicos pero quitándoles todos los elementos que tradicionalmente han transmitido unos valores que ya no nos interesan, como la idea de las princesas. Así, en Blancanieves sus padres trabajan en una fábrica de muebles, pero su madre muere en circunstancias extrañas y el padre termina casándose con la ayudante. Blancanieves se encarga de los diseños de la línea juvenil y la madrastra se pone celosa porque ella tiene más likes en redes sociales», detalla.




miércoles, 13 de diciembre de 2017

Entrevista a Canizales, V Premio de Novela Gráfica Social Divina Pastora

Canizales
Canizales, colombiano de nacimiento y mallorquín de adopción, llegó a España en el año 1999. Una beca para cursar un máster de animación 3D le llevó a las Islas Baleares y fue en Mallorca donde estableció su residencia. Su carrera comenzó siendo muy joven. Empezó a dibujar con solo seis años y a los 16 ya publicaba tiras cómicas en el periódico colombiano ‘La Patria’. Ahora se mueve entre la literatura infantil –con varios libros publicados y dos premios- y la novela gráfica social, como el proyecto ‘Amazona’, que le ha valido el V Premio de Novela Gráfica Social Divina Pastora.

‘AMAZONA’ es una novela gráfica basada en hechos reales. Andrea, una mujer originaria de una comunidad indígena de la profundidad de la selva amazónica, hace un largo viaje de vuelta de las condiciones de vida insalubres y hacinamiento a las que se ven forzados en la ciudad de Cali a su territorio de origen que ahora está tomado por una explotación minera y custodiado por un grupo armado. Antes de partir toma una figurilla con forma de cabeza de jaguar.


Rosa Laparra, gerente de la Fundación Divina Pastora, habla con Canizales sobre su trabajo, su evolución y sus proyectos más inmediatos.
 

Rosa Laparra: ¿Qué supone haber ganado el V Premio Divina Pastora de Novela Gráfica Social? 
Canizales: Tiene unas vertientes muy interesantes. A nivel personal, llevo varios años publicando cómics en revistas y prensa y he publicado algunos libros de literatura infantil, pero todavía no he tenido oportunidad de publicar ninguna novela gráfica y me apetecía mucho porque es un tipo de narración muy diferente a la literatura infantil. Por otro lado, el hecho de que este premio tenga una temática social me da la oportunidad de dar voz a una historia que para mí es muy importante contar. Es una historia de una situación que ocurre en Colombia, a la que no se le presta mucha atención, y esta obra puede servir para visibilizar a todas esas personas que están en riesgo. La situación de los indígenas en Colombia y la pérdida del territorio y de la cultura me preocupa y me toca de cerca. Me horroriza ver que en Colombia ni siquiera en la educación establecida se enseña una sola de las lenguas indígenas que existen. Se ve al indígena con desprecio y menosprecio. Esta historia, que está basada en hechos reales con personajes ficticios, me permite contar esa realidad.
 

Rosa Laparra: ¿Cuál es tu primer trabajo publicado?
Canizales: Un libro infantil que se llama ‘Guapa’ que publicó la editorial Ápila en 2016. Ha tenido mucho éxito y, además, gracias a él, he recibido el premio Apila primera impresión que otorga dicha editorial. En tan poco tiempo, se ha editado en inglés, en Reino Unido; en francés, en Canadá; en italiano en Italia, y en español, en Latinoamérica y España. La primera tirada ha sido de 3.000 ejemplares, se agotaron a principios de este año y en mayo se hizo una segunda edición. Me ha ido muy bien. De hecho, lo he visto en algunas listas que estaba entre ‘los 11 libros para que tu hija crezca de forma inteligente’.
 

Rosa Laparra: ¿Por qué haces obras infantiles?
Canizales: De pequeño consumía muchas historias a través de cómic, televisión y libros. Me parecía cautivador y me inspiraba. Siempre he estado creando personajes y haciendo historias y hubo algún tiempo que no supe muy bien cómo encauzarlo hasta que recientemente descubrí que la literatura infantil era una manera. Soy polifacético. Estoy haciendo una historia, pero paralelamente estoy haciendo otras tres.
 

"Amazona", obra ganadora del V Premio de Novela Gráfica Social
Rosa Laparra: ¿Desde cuándo dibujas?
Canizales: Dibujar desde siempre, desde que era muy pequeño. Con 6 y 7 años ya hacía cómics. Historias secuenciadas y más organizadas ya fue cuando estaba en el colegio. Me acuerdo del primer personaje que creé que se llamaba Triangulín, era un triángulo. Eran unas historias donde los personajes eran geométricos y los amigos eran Circulín, Cuadralín...

Rosa Laparra: ¿‘Amazona’ es tu primer trabajo relacionado con la novela gráfica social?
Canizales: Sí, porque el otro proyecto que va a publicarse en Francia tiene otra temática diferente, pero en mis obras infantiles siempre busco que haya un mensaje importante para los niños. Por ejemplo, en ‘Guapa’ el mensaje está relacionado con la presión social que existe para que transformemos nuestra apariencia y nos adaptemos a los modelos de belleza.
 

Rosa Laparra: ¿Qué técnicas utilizas en tus trabajos y cuál prefieres?
Canizales: Me gusta mucho variar. He experimentado muchas técnicas. El trabajo de ‘Amazona’ quería que fuese muy natural. Buscaba algo que me permitiese ser muy espontáneo. Así que en este caso experimenté combinando acuarela o más bien agua con tinta china en diferentes tonos y técnicas mixtas. En la misma superficie mezclo lápices, tinta, ceras... y luego hago una edición por ordenador. En otras ocasiones he hecho trabajos que son totalmente digitales. Recientemente tiendo a utilizar más técnicas tradicionales, después de haber estado haciendo muchas cosas digitales.

Rosa Laparra: En ‘Amazona’ me llama la atención cómo juegas con el blanco y el negro y el rojo pone el punto de color
Canizales: Cuando evocas una palabra como Amazona hay algunas connotaciones. Están las connotaciones que tienen que ver con las guerreras míticas, también está la connotación de Wonder Woman porque la cultura popular tomó este concepto y está la asociación con este personaje y por supuesto, también se asocia con la zona selvática por la que cruza el río Amazonas. Estas evocaciones tienen muchos colores, pero en la historia no quería que el color distrajese de los aspectos importantes de la historia o de los más relevantes. Quería contrarrestar el tópico de que lo tropical tiene que ser multicolor y encontré que el blanco y negro me permitía trabajar muchos matices, por ejemplo, cuando hago el tratamiento de la selva. Respecto al color, quería resaltar algunos puntos clave de la historia como, por ejemplo, la recuperación de la esperanza que siente la protagonista en un momento de la obra.
 

Imagen de una de sus publicaciones infantiles
Rosa Laparra: ¿Qué significa en tu obra en general el color para ti?
Canizales: El color es bastante difícil en el mundo del cómic porque tradicionalmente la tendencia que ha existido es que el cómic tenga colores muy brillantes y muy relacionados con la estética pop, que el pop a su vez capturó sus colores del cómic y de los medios de comunicación masivos. El color es clave en todos los trabajos. En las obras infantiles también voy con mucho cuidado para no saturar con colores. Por ejemplo, ‘Guapa’ es una historia dirigida al público infantil, pero tiene connotaciones oscuras. Los colores son con saturación muy baja y los personajes que salen son una bruja, un ogro, en entornos como un pantano por lo que los tonos son oscuros. No hay colores muy fuertes, ni chillones, ni saturados mientras que por ejemplo en el libro ‘El sombrero de Bruno’ los colores se suben un poco más de tono. Hay colores más fuertes porque se trataba un tema duro que es el buying y estaba dirigido a un público infantil. A lo largo de la historia los personajes tienen muchas expresiones de tristeza o preocupación y no quería que el libro fuese muy pesado emocionalmente, así que está cargado con tonos un poco más vivos y vibrantes. El color tienes que pensarlo muy bien a la hora de hacer una historia.
 

Rosa Laparra: ¿En qué línea de trabajo te sientes más tú?
Canizales: Estoy concentrado en los libros infantiles y en la novela gráfica. Desde pequeño tengo habilidad para crear historias y ahora que he encontrado la vía a través de las cuales puedo darles salida, la literatura infantil me permite comunicarme de forma rápida y directa porque son historias más cortas, donde se puede narrar cosas que empiezan, se desarrollan y concluyen en un espacio breve y en el que puedo desarrollarlo de forma muy rápida. Además, en la ilustración infantil hay mucha libertad para jugar con estilos, técnicas y lo que quieras. Por otro lado, la novela gráfica es más compleja, requiere más elaboración, tiempo y trabajo, pero en ocasiones me interesa tratar temas más maduros. Hay ciertas temáticas o desarrollos o complejidades que no puedes asumir en la literatura infantil. Moverte a la novela gráfica me apetece, pero soy consciente de que es más complejo y consume más tiempo, entonces no puedo producir con tanta frecuencia como lo hago con la literatura infantil. Soy una persona que me gusta no quedarme en una sola cosa, sino tener la posibilidad de hacer de todo. Hoy en día me gusta moverme entre estas dos vertientes.

Rosa Laparra: ¿Cuál crees que es la situación del cómic en España?
Canizales: Es una cuestión delicada. Los que conozco que pueden vivir del cómic son los que están trabajando para multinacionales americanas. Aunque sé que es complicado, yo aspiro a vivir de los cómics y los libros infantiles.

Canizales y ‘Hoy no juegas’: «El álbum infantil siempre me ha parecido una herramienta muy poderosa para aportar valores y generar actitudes positivas en la infancia»

Canizales y ‘Hoy no juegas’: «El álbum infantil siempre me ha parecido una herramienta muy poderosa para aportar valores y generar actitudes positivas en la infancia»

Written by redaccion on mayo 30, 2019. Posted in Sin categoríaNo Comments

La nueva niña, Emma, es muy dominante y actúa de forma injusta y abusiva con sus compañeros. Les quita el almuerzo, decide quién juega y a qué se juega… Este es el panorama que nos presenta ‘Hoy no juegas‘, un álbum ilustrado editado por Nubeocho. Un proyecto de Pilar Serrano y Canizales, con quien hemos charlado un poco más sobre el libro.

¿Cómo nace este proyecto? Canizales: «Este proyecto nace desde la editorial Nubeocho con el fin de darle visibilidad a esta tensa situación que se presenta cada vez a edades más tempranas. Me consultaron si quería participar, a lo que inmediatamente conteste que ¡sí!»

¿Qué te pareció la historia de Pilar la primera vez que la leíste? «Es una historia elaborada con mucho cuidado en la que se trabajan varios aspectos del acoso escolar; me pareció interesante que se incluyeran varios personajes: tres personajes principales, una antagonista, varios chicos y chicas de clase e incluso una profesora y una madre; de esta manera se pueden dar diversas lecturas a las diferentes situaciones y relaciones que se presentan en este tipo de situaciones -nos cuenta Canizales-. Es una historia en la que Pilar ha conseguido con mucha sutileza, a través de muchas pinceladas, construir la tensión que algunos niños y niñas tienen que vivir».

¿Qué van a encontrar los lectores en sus páginas? «Poco a poco nos iremos introduciendo en la nueva situación a la que se enfrenta Ana al comenzar el curso escolar; la hora del patio ha dejado de ser el momento divertido de estar con sus amigos, como en el curso pasado; para convertirse en una situación generadora de angustia e inseguridad, debido a que Emma es quien controla quien juega y quién no».

¿Cómo ves al álbum ilustrado como vehículo para abordar temas como el acoso escolar? «El álbum infantil siempre me ha parecido una herramienta muy poderosa para aportar valores y generar actitudes positivas en la infancia -afirma Canizales-. Por ejemplo en uno de mis álbumes, “Guapa”, abordo el tema de la presión que hay para que transformemos nuestra apariencia física y nos conformemos a los cánones estéticos… En otro de mis títulos, «Lo compro», expreso cómo el problema del materialismo está afectando a los pequeños… ¡Y curiosamente en «El sombrero de Bruno» también trabajo el tema del acoso escolar! Los niños y niñas son, cada vez más, capaces de asimilar narrativas complejas y de acercarse a muchísimos temas; no hay que menospreciar su capacidad perceptiva, sino por el contrario, estimularla».

¿Qué dirías que tienen de singular tus ilustraciones para este proyecto? «Las ilustraciones para este proyecto fueron un gran reto, principalmente por dos razones; por un lado queríamos que hubiese una gran diversidad étnica (lo que implicaba representar niños y niñas de diversas procedencias) y por el otro, en la historia se conjugan muchísimas emociones y tenía que conseguir expresarlas en el estilo visualmente sofisticado del libro. Por ejemplo la niña protagonista, Ana, tiene un tono de piel dorado y es de cabello oscuro, mientras que la antagonista es rubia y de tez pálida. Y con respecto a las emociones expresadas visualmente en el libro, éstas van desde aislamiento, contención y ansiedad hasta empoderamiento, confrontación y triunfo… Pasando por muchos estadios intermedios. Hay que esperar para ver qué opinan los lectores de nuestro trabajo».

¿Con qué técnicas trabajaste? «Yo considero cada proyecto como una oportunidad para hacer descubrimientos… En este caso quise utilizar técnicas digitales mezcladas con algunos efectos de técnicas tradicionales. También trabajé muchísimo los aspectos compositivos -continúaCanizales– para conseguir ubicar el peso visual en los lugares más adecuados según la tensión de la historia en cada doble página».

Háblanos un poco del proceso de elaboración de este álbum ilustrado. «Bueno, lo más importante es que este es el primer álbum en el que trabajo solamente como ilustrador; en todos mis otros libros he sido autor e ilustrador, por lo tanto siempre había tenido completa libertad en todos los aspectos creativos del libro. Aquí sin embargo partíamos de la premisa del trabajo en equipo a partir de un texto casi definitivo que se transformó ligeramente durante el proceso. Por lo tanto cuando recibí el texto y me solicitaron hacer propuestas de cada uno de los personajes, pedí más información para dejar atrás mis propias pre-concepciones y que fuese el editor y la autora quienes decidiesen sobre el origen étnico de los personajes (cuando hice el sombrero de Bruno opté por hacer animales antropomorfos como solución para ser inclusivo y presentar diversidad). Una vez aclarado este punto, presenté una propuesta de diseño de personajes que fue aceptada desde el principio y a partir de allí elaboré un storyboard incluyendo la composición de página con el texto para establecer el ritmo visual y narrativo (aunque el texto que se incluía en cada página ya me venía determinado) y una vez que llegamos a un acuerdo y se aprobaron los bocetos, comencé a elaborar las ilustraciones», nos cuenta Canizales.

¿Qué dirías que has aprendido con este libro? «Que es muy enriquecedor trabajar en equipo, ya que muchas veces cuando trabajas solo a veces cuesta tomar suficiente distancia para percibir ciertos aspectos. También trabajar sobre el texto de otro autor, o autora en este caso, me sugiere nuevas perspectivas a las que suelo utilizar cuando concibo un álbum. Y trabajar todas las emociones que hay en el libro de alguna forma también ha sido catártico… Al fin y al cabo creo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos estado en varios de los lados del acoso escolar».

¿Algún proyecto nuevo? «¡Bastantes proyectos nuevos! Tengo nuevo álbum ilustrado (Apila), titulado “Grande”, hace parte de la colección de “Guapa” y “Guay”. Es un libro para aprender que no debemos renunciar a nuestros sueños y ni juzgar a otros por su apariencia. También se han publicado otros dos libros en castellano y en catalán (el cep i la nansa): “Hermanastra”, una historia que desmonta el cliché de los cuentos de hadas protagonizados por princesas en los cuales las protagonistas suelen ser valoradas por aspectos tan superficiales como la belleza; y “¿Te vas?”, un álbum ilustrado en el que se confrontan la visión de quien decide que debe marcharse a otro lugar y los temores y emociones encontrados de su familia y amigos. También he trabajado en un par de libros troquelados que se editan en Polonia: “Splash!”, en el cual, de manera imaginativa y divertida, se ilustra toda la fantasía que puede darse a la hora del baño entre un niño y su padre; y “¿Quién pertenece al mar?”, un libro que, de manera muy recursiva, va preguntando a los más pequeños si, por ejemplo, una bolsa de plástico pertenece al mar… A lo que ellos responden ¡no! Y las reemplazan por una especie marina. ¡Tenemos que educar a las nuevas generaciones desde ya para que consigamos salvar la vida en nuestro planeta! También estoy trabajando en las adaptaciones de algunos de mis libros para otros países y lenguas en los que se han adquirido sus derechos, como Brasil, Italia, China y Estados Unidos».